Granada prepara el sistema contra terremotos más detallado de España 0


El servicio de Protección Civil de Bomberos de Granada está diseñando un plan de actuación para casos de terremotos de hasta 6,5º en la provincia.

Fotografía en blanco y negro de una ciudad tras seismos o terremotos

Granada no padece el golpeo de un terremoto notable desde hace ya casi 60 años. El recuerdo de la catástrofe sufrida por el municipio de Albolote en abril de 1956, en la que un terremoto arrasó el pueblo granadino llevándose 12 vidas consigo, no se ha conseguido olvidar en la oficina de Protección Civil del Parque Norte de Bomberos.

Granada es una de las ciudades españolas con más riesgos a sufrir terremotos. Este hecho, nos obliga a estar alerta en cuanto a como actuar si se produce un terremoto en la ciudad similar al sufrido por la localidad murciana de Lorca hace ya dos años, con una magnitud de 5,1º. El servicio de Protección Civil del Parque de Bomberos y el servicio de Protección de Edificación de Urbanismo no quieren que se repita en nuestra ciudad una situación similar, y desde hace años están elaborando un plan contra terremotos que les proporcione los pasos a seguir en caso de repetirse un seísmo de esta envergadura.

El terreno de la provincia no ha vuelto a vibrar en los últimos 60 años. Aún así los técnicos de Protección Civil han valorado los daños que podrían producirse en las distintas zonas de la ciudad en caso de repetirse una catástrofe similar con una intensidad 9-10 y magnitud de 6,5 (en cuanto a infraestructuras y personas).

Una vez valorados estos datos, el asesor técnico de prevención y extinción de incendios y salvamento, Sergio Iglesias, se ha marcado el objetivo de concienciar a toda la ciudad en un proyecto de coordinación contra terremotos que será uno de los planes de protección sísmica más perfeccionista de España.

Tras concentrar a los colegios granadinos de profesionales arquitectos, arquitectos técnicos, ingenieros de caminos y expertos universitarios, SergioFotografía de tres bomberos de Granada en el plan contra terremotos Iglesias ha comenzado a colaborar con las empresas encargadas de los suministros en la ciudad, ya que si se padeciera un accidente de esta magnitud habría que coordinar a toda la ciudad. “Una vez que conozco los distritos en los que se producirían los daños más graves necesitaríamos arquitectos e ingenieros que hicieran en 24 horas una inspección de todo el parque de viviendas de la ciudad, formado por 100.000 edificios, para evacuar a todos aquellos con riesgo de desplome”, declara.

La coordinación con las empresas que se encargan de los suministros en la ciudad es vital, ya que son los que en caso de catástrofe, como pueden ser los terremotos, han de funcionar y coordinarse para no agravar los daños en las infraestructuras y los ciudadanos.

La falta de experiencia de la ciudad en casos de terremotos en los últimos años hace más difícil la planificación en este tipo de situaciones. “Los riesgos son más difíciles de planificar mientras menos sucedan, y eso ocurre con los terremotos”, añade Sergio Iglesias. “No tenemos experiencia”. 

Aún así, el plan está encaminado a preveer qué personal y medios serían necesarios para una situación de esta categoría, además de localizar en que zonas de la ciudad se producirían los mayores daños. “Necesito conocer el estado general de la ciudad, no quiero saber si en La Chana se va a caer el número 4 o si va a sufrir daños el tabique del baño del tercero B, es absurdo y mentira porque eso es impredecible”, afirma Sergio Iglesias. Lo que según el técnico, sí podemos llegar a conocer, es en las zonas de la ciudad en la que se producirían los daños más relevantes en casos de producirse terremotos. Esto lo podemos preveer a través de factores como el análisis de suelos y la antigüedad de las construcciones, los cuales, al ser analizados, se ha llegado a la conclusión de que las zonas del casco antiguo de Granada (Albaicín, Realejo, Bola de Oro, la colina de la Alhambra) son las que tienen una mejor superficie en el terreno, aunque por otro lado, al tratarse del casco antiguo, es donde se encuentran las construcciones más antiguas y por tanto, al contrario de los edificios actuales, no se implica en su construcción la normativa antisísmica de los años 70 que afecta a los edificios que se construyen en Granada.

Sin embargo, los edificios más modernos de la ciudad, están construidos con un sistema de alta calidad contra terremotos, aunque la superficie donde se encuentra es de una calidad más pobre que en el casco antiguo. “Vivimos en una ciudad que tiene la Sierra y la playa a media hora, eso conlleva que tengamos la diferencia de cota más grande de toda la Península; en 50 kilómetros tenemos más de 3.500 metros de desnivel porque hay una placa tectónica activa, y eso significa que hay terremotos”, dice Sergio Iglesias. Además, no hay que dejar de tener en cuenta que Granada se encuentra ubicada en una cuenca sedimentaria, lo que produce un efecto en los terremotos de mayor duración y resonancia.

Aún no hay un fecha concreta para la finalización de este plan contra terremotos, aunque en el momento que el equipo que promueve el proyecto finalice los mapas con los suministros, los cuales se sumarán al plan de peligrosidad (tiempo que transcurre hasta que vuelve a suceder la catástrofe y cada cuanto sucede), vulnerabilidad (el porcentaje estimado de desperfectos en la infraestructuras y daños en personas) y riesgo (cuantificar las victimas y costes del suceso), Granada podrá conocer el estado en el que quedaría la provincia en caso de producirse terremotos sin tener que llegar a la necesidad de vivirlos, además de proporcionar a los ciudadanos conocimientos sobre como actuar en estas situaciones.

El técnico Sergio Iglesias aclara: “No haría falta tanto plan si todo el mundo tuviera una cultura preventiva”, y añade que en el terremoto de Lorca de los 9 fallecidos 7 no lo hubieran hecho si hubiesen tenido conocimientos de como actuar en estas situaciones y no hubiesen salido corriendo mientras se producía el seísmo.

Los técnicos encargados de este proyecto quieren concienciar a la ciudad de Granada y aportarle a sus ciudadanos un valor preventivo ante este tipo de catástrofes para minimizar los riesgos en caso de que se produzcan estos sucesos. Sólo los municipios Albolote y Atarfe han realizado simulacros contra terremotos. Curiosamente son los dos pueblos granadinos que han vivido terremotos importantes a lo largo de la historia.

Este sistema de planificación que se trata de implantar en Granada es el más avanzado de toda España. Con él se trata de mejorar la planificación e infraestructuras que luchen contra situaciones de terremotos, haciendo de Granada una ciudad más segura para sus ciudadanos y edificaciones.

La prevención siempre es un gran adelanto para una ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *