“Andalucía es la segunda región en emprendedores” 0


Puso en marcha Taller del Arte, mezcla de anticuario, galería de arte y escuela de restauración. Tras crear Infoempleo, ahora se vuelca en su nuevo proyecto.

María Benjumea se considera aún, a sus 61 años, una emprendedora. Licenciada en Geografía e Historia, esa carrera de Letras no le sirvió “para mucho”, ya que en seguida puso en marcha su primer proyecto empresarial, Taller del Arte, una mezcla de anticuario, galería de arte y  escuela de restauración. Poco después creó el Círculo de Progreso y su gran invento: Infoempleo, que se convirtió en el portal líder en la búsqueda de empleo. Desde 2012, dedica la mayor parte de su trabajo a Spain Start Up.

-Me disculpará pero con tanto inglés no sé muy bien qué es eso de Spain Start Up.
-Ya, ya, pues es una empresa que lleva adelante actuaciones para potenciar el emprendimiento, trabajando tanto con las personas, en sus habilidades y competencias y con la idea de que todos podemos si ponemos interés, como generando espacios para que esas personas se encuentren con instituciones, corporaciones e inversores y puedan exponerles sus proyectos.
-Me sigue asombrando el uso tan extraordinario del inglés.
-Es que es imprescindible. En el mundo global en que vivimos hay que pensar que el mercado es el mundo, y cuanto más amplíes tus objetivos será mejor. Ya me gustaría que fuera el español, pero en estos momentos la lengua universal es el inglés. Para nosotros, es básico.
-Ahora mismo ¿cuánto hay de emprendimiento y cuánto de salida desesperada al paro?
-Bueno, la crisis es evidente, una de las más grandes, y esa salida de la que usted me habla es cierta. Pero le puedo decir que la mayoría de los proyectos que vemos en Spain Start Up responden a un auténtico perfil de emprendedor. El 90% de los aspirantes dicen claramente que quieren emprender, un 6% responde que lo hace por necesidad y el restante 4% es por otras razones, pero vinculadas al desarrollo personal y a la búsqueda de oportunidades.
-Pues yo sigo pensando que la crisis de empleo tiene mucho que ver.
-A lo mejor, pero más bien es que en los últimos años el capitalismo anda viviendo un cambio estructural muy potente, de vértigo, y las empresas ven que tienen que hacer las cosas de otra manera. Vamos, que el empleo tal como lo conocemos no va a durar. Ahora va a ser fundamental sentirte dueño de tus proyectos, ya sea trabajando dentro de una multinacional como con tu propia empresa…
-Ser emprendedor suena mejor que ser empresario.
-Bueno, hace pocos años en el Círculo de Empresarios se quejaban de que ellos seguían siendo el diablo mientras que los emprendedores tenían buena imagen. Pero también eso está cambiando, y encuestas recientes dicen que más del 50% de los preguntados tienen una buena consideración de los empresarios, y que el 53% verían estupendamente que sus hijos fueran empresarios. Cada vez está más extendida la idea de que lo que quieres puedes hacerlo, pero nada te va a venir dado y el Estado no te lo va a dar, desde luego.
-Suena como a una rebaja del asalariado.
-En absoluto. El papel del asalariado no baja para nada. Si tiene espíritu emprendedor siempre tendrá probabilidades de desarrolo. Una de las cualidades del emprendimiento es la importancia del trabajo en equipo, de las personas. Lo que sí se está produciendo es el surgimiento de una nueva forma de emplear, como socios, una forma por la cual tú renuncias a un mejor salario en principio pero que si el proyecto funciona te va a primar a ti, a tu espíritu emprendedor y multifuncional.
-No dejará de ser cierto que es más fácil emprender en bonanza que en crisis…
-El tópico que dice que las crisis son oportunidades es cierto, lo que no quiere decir que emprender en tiempos de bonanza no sea extraordinario. Pero en esta crisis se han creado muchos proyectos, y muchos están saliendo bien. Todo depende de la actitud, de que la persona se mueva, sea persistente. En esta, por ejemplo, las empresas se han dado cuenta de la necesidad de innovación, de la apuesta por las start up, de que las estructuras tradicionales ya no sirven.
-La escucho hablar de ímpetus y espíritus pero no de la tasa de fracasos que sin duda se producen.
-No dude de que se producen. Siempre decimos que es importante tener un foco, pero que el mercado da la orientación. Ante un fracaso debes preguntarte si no estabas maduro o no te has rodeado del mejor equipo. Pero no conozco startupero que no piense en intentarlo de nuevo, en otros proyectos que no sean los suyos, con otros equipos…
-¿Poner una frutería es emprender?
-Yo creo que el que pone una frutería de barrio es igual de emprendedor que todos, evidentemente no es una start up, pero puede ser innovadora, buscar oportunidades en internet, enviar productos en cajitas, no sé, y ahí sí podríamos hablar de start up. El secreto es añadir algo al negocio habitual, innovar.
-Pocos dirán que Andalucía es una región emprendedora.

-Pues yo acabo de estar en un taller en Cádiz y vuelvo maravillada con los proyectos y con los gaditanos. Le sorprenderá saber que Andalucía es la segunda comunidad en generación de emprendedores. Mi familia es andaluza, y yo siempre digo que en Andalucía hay mucha creatividad y un sentido del humor impresionante que la favorece. He estado trabajando en ese taller de Cádiz y ha sido apasionante. Yo creo que nos miramos mal a nosotros mismos. Ahora lo importante es que esos proyectos que he visto crezcan y se conviertan en empresas. Y fundamental es no quedarse en lo local, sino salir al mundo, compartir lo que tienes con otras personas. No tener miedo de contar las ideas. Tu idea sola no es nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *