La Cámara de Comercio de Granada pide auxilio 0


La Cámara de Comercio pide auxilio: «La situación económica es extrema»
La Cámara de Comercio advierte de que el desplome puede ocurrir en meses y desvela que en el último año han cerrado más de 2.200 empresas
El presidente de la Cámara de Comercio, Javier Jiménez, afirma que la situación de los empresarios resulta “dramática” y pide medidas urgentes a las administraciones
La crisis ha provocado el cierre de 2.253 empresas granadinas en los últimos doce meses, a un ritmo de 187 por mes, advirtió esta semana el presidente de la Cámara de Comercio de Granada, Javier Jiménez. El responsable de la entidad trazó un panorama desolador para la economía de la provincia si, a su juicio, las administraciones no impulsan medidas para reactivar la economía.
Javier Jiménez recalcó que la morosidad de las instituciones públicas somete a las empresas a “una lenta asfixia”, por lo que reclamó al Gobierno central que sus fondos de ayuda “no sirvan sólo para resolver los problemas de las entidades financieras”.
El responsable de la Cámara mostró su “profunda preocupación” ante la situación “dramática” actual, marcada por la caída del IPC en un 0,8%, y la subida de la tasa de paro hasta alcanzar al 25% de la población activa de la provincia. En este sentido, alertó de que si en los próximos meses no se toman medidas, un “elevado porcentaje” de pymes sólo tendrán como “única posibilidad” cesar en su actividad, una visión que los empresarios no consideran “catastrofista”, sino “real”. De hecho, las principales preocupaciones de las pymes y autónomos, trasladadas el lunes al pleno extraordinario de la Cámara, se centran en los problemas de liquidez, la morosidad de las administraciones y la “gravísima rigidez del mercado laboral”.
La Cámara también aboga, según su presidente, por simplificar las condiciones de acceso a las líneas ICO para las pymes, y la creación de un fondo o aval estatal para que las administraciones “cumplan con sus compromisos de pago”.
En cuanto al sistema fiscal, los empresarios consideran necesario fomentar el ahorro y la inversión, favorecer la competitividad, modificar el sistema de liquidación del IVA, de manera que se incluyan sólo las facturas cobradas y no las emitidas, así como reducir la tributación de los beneficios no distribuidos en el impuesto de sociedades para recapitalizar a las empresas.
También exigen disminuir las cotizaciones a la Seguridad Social, flexibilizar el mercado laboral y una actuación “más ágil” en lo referente a los procedimientos concursales.
Jiménez destacó que, en la actual coyuntura, “las empresas no se pueden quedar quietas”, por lo que deberían fomentar la formación y la internacionalización para aprovechar, entre otras cosas, la recuperación de las economías de otros países, “que ya se sabe que será anterior a la de España”.
El presidente hizo un llamamiento al consumo de la sociedad granadina “en la medida de sus posibilidades” y, para concluir, manifestó su desacuerdo acerca del tratamiento que “desde la opinión pública se le está dando al empresariado”. “Se tiende a culpar a todas las empresas de lo que está pasando, pero los empresarios son tan víctimas de la crisis como cualquier ciudadano. No estoy dispuesto a que se desprestigie al empresario y se desande el camino andado. Con el esfuerzo de todos, podemos salir de esta crisis”, apostilló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *