La dieta Dukan eleva el riesgo de sufrir problemas de riñones 0


Las dietas hiperproteicas, como la dieta Dukan, pueden tener repercusiones negativas en el riñón en función de la presencia en la dieta de otros nutrientes

Fotografía de todo el equipo de investigación de la Universidad de Granada que ha participado en el proyecto de investigación sobre la dieta Dukan

Aquellas personas que tienen por costumbre marcarse el objetivo de perder peso han de comenzar a seleccinar con precisión el plan de dieta a seguir. Se ha demostrado que las dietas hiperproteicas, como la conocida dieta Dukan, provocan mayor riesgo de causar enfermedades renales a largo plazo, además empeoran los plazos urinarios  al igual que los morfológicos del riñón. Entre todas las enfermedades que puede provocar destaca la nefrolitiasis (cálculos renales o piedras en los riñones). Esto se debe a la rápida disminución que sufre el citrato urinario (un inhibidor de la cristalización de sales de calcio), el aumento del calcio urinario (que compensa la acidez metabólica que desemboca en el exceso de proteína) al igual que en un exceso del pH en la orina.

Este estudio de investigación ha sido desarrollado por un equipo de científicos de la Universidad de Granada (UGR), los cuales, han realizado la investigación a través de ratas examinando las repercusiones que causa una dieta hiperproteica en parámetros renales plasmáticos, urinarios y morfológicos, según datos ofrecidos por la Universidad.

Para este estudio científico los investigadores usaron una muestra de 20 ratas Wistar, las cuales se dividieron en dos grupos diferentes de 10 ratas. El primer grupo fue destinado a realizar una dieta hiperproteica (con un nivel de proteína que representaba el 45% de los nutrientes ingeridos en la dieta). A su vez, el otro grupo fue destinado a actuar como control siguiendo una dieta normoproteica. El experimento se ejecutó en las ratas durante 12 semanas, las cuales equivalen a años humanos.

Los resultados finales de la investigación revelaron que las ratas destinadas a seguir una dieta hiperproteica llegaron a reducir hasta un 10% su peso, aunque no se produjo una mejora en el perfil de lípidos de plasma. Entre otras cosas, el citrato urinario de las ratas de laboratorio fue un 88% inferior, y al pH urinario le ascendió un 15% el ácido. Además, el peso del riñón en estos sujetos a los que se les aplicó la dieta hiperproteica ascendió un 22%, al igual que el incremento de un 13% del área glomerular (el glómeo es la red de capilares de filtrado de sustancias del riñón). Por último, el área mesangial aumento un 32% (matriz de colágeno que sostiene a ese glomérulo).

A la cabeza de este proyecto de investigación se encuentra Virginia Aparicio García-Molina, la cual, es integrante del departamento de Fisiología de la UGR y afirma que es fundamental “realizar un contro exhaustivo” de aquellas personas que realizan una diata hiperproteica, como sucede con la popular diata Dukan , “ya que los sujetos adversos que este tipo de dietas pueden tener sobre su salud a largo plazo son importantes”.

La científica también comenta que los problemas que las dietas hiperproteicas pueden causar en las personas dependen de ingerir otros nutrientes en la dieta“El consumo elevado de frutas y verduras hace que el riesgo de que se formen cálculos renales sea menor, algo que probablemente se deba al alto contenido de potasio y magnesio de éstas, que compensan la acidez de la dieta alta en proteínas” declara Virginia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *